Saltar al contenido

Cómo funciona un Lavavajillas

¿Te estás preguntando cómo funciona un lavavajillas? Una de las grandes preguntas que muchos usuarios de este tipo de electrodomésticos se hacen es como funciona este aparato. La mayoría de personas desconocen cual es el proceso que tiene lugar en las entrañas de este aparato para conseguir su misión.

Todo el mundo sabe que los platos y utensilios se introducen en el lavavajillas y salen relucientes, pero ¿por qué? ¿Cuál es el proceso concreto que lleva a cabo este electrodoméstico para conseguir lavar la vajilla? Sigue leyendo para saber todo lo necesario sobre cómo funciona un lavavajillas y deja de seguir preguntándote cuáles son las fases que tienen lugar en este electrodoméstico.

partes de un lavavajillas y como funciona

Partes de un lavavajillas

Antes de detenerse a conocer cómo funciona un lavavajillas es interesante descubrir cuáles son las principales partes que forman parte de este aparato para tener una mejor idea de cómo es el proceso de lavado que tiene lugar en el interior de cada lavavajillas.

Brazos

Los brazos del lavavajillas son los encargados de soltar el agua en el interior del lavavajillas. Es importante realizar un adecuado cuidado de estos y limpiarlos con regularidad para evitar que se acumule suciedad en los mismos que impida que el agua salga correctamente a través de ellos.

También se deberá prestar atención a los brazos se muevan con total libertad. El agua sale a presión y son considerados como los máximos responsables para garantizar una limpieza correcta de toda la vajilla.

Bandejas

Las bandejas tienen una gran importancia, ya que es la zona donde se ha de colocar la vajilla o menaje de la cocina que se vaya a lavar en su interior.

Es importante colocar ordenadamente la vajilla y resto de utensilios, ya que de ello dependerá en gran medida de que todo aquello que introduzcas en su interior salga perfectamente limpio y no queden restos.

Una inadecuada colocación de tus utensilios de cocina en las bandejas podría provocar que el agua que es expulsada por los brazos no llegase correctamente a todas las zonas, dejando restos de alimentos o suciedad.

Panel frontal

Es una de las zonas más importantes del lavavajillas, ya que gracias este panel se podrá elegir el programa concreto y deseado para lavar la vajilla. Además, también permitirá conocer gracias a sus indicadores luminosos si se tiene que tomar alguna acción determinada para que el lavavajillas siga lavando sin problemas, como añadir sal para el lavavajillas o abrillantador en los depósitos específicos para ello.

Filtro

Es uno de los grandes olvidados del lavavajillas, ya que es necesario cuidarlo con cierta regularidad y limpiarlo adecuadamente para evitar que los restos de comida vayan acumulándose en el mismo, de este modo podrá evitarse muchas de las averías y problemas convencionales con el lavavajillas.

partes de un lavavajillas

Como funciona un Lavavajillas cual es la funcionalidad

Llega el momento de saber cómo funciona un lavavajillas. A la hora de encender este tipo de electrodomésticos has de saber que la gran mayoría de ellos siguen los siguientes pasos en cada lavado:

  • Llenado de agua

Lógicamente no se está hablando de llenar el lavavajillas al completo de agua, sino una pequeña zona en la parte inferior.

  • Calentamiento del agua

A través de las resistencias de las que dispone en propio lavavajillas, se calienta el agua que se ha acumulado en el primer paso.

  • Añadir el detergente

Después de calentar el agua, el lavavajillas se encarga de añadir o expulsar de su pequeño depósito el detergente (en gel, pastilla o polvos) que se ha añadido previamente a su programación e inicio de lavado. El lavavajillas es el encargado de administrar el detergente de manera adecuada a lo largo de todo el lavado.

  • Lavado de platos y menaje

El agua caliente y el detergente se bombean hacia los brazos del lavavajillas, donde la presión genera que los mismos giren y expulsen el agua con la fuerza necesaria para conseguir que toda la vajilla salga perfectamente limpia.

  • Vaciado del agua sucia

Posteriormente, toda el agua empleada en el proceso de lavado, ahora sucia, se eliminará a través del desagüe del lavavajillas.

  • Enjuague de la vajilla

Tras eliminar toda el agua sucia generada durante el proceso de lavado, este electrodoméstico procederá a enjuagar todos los utensilios de cocina introducidos para su lavado. Se vuelve a repetir todo el proceso, pero en esta ocasión sin detergente. Las aspas o brazos del lavavajillas volverán a expulsar agua con fuerza para asegurarse de que no han quedado restos de alimentos o restos de detergente.

  • Vaciado del agua

Nuevamente, y para finalizar, el lavavajillas vuelve a proceder a eliminar el agua sobrante de este proceso, la cual se irá por el desagüe.

  • Secado de la vajilla

Cuando el agua se elimina por completo, se secan los platos. El secado generalmente se produce gracias al calor de los propios platos, aunque hay que añadir que algunos modelos de lavavajillas pueden incluir resistencias que se encarguen de calentar el aire, lo cual facilitará enormemente el secado.